Carolina Brethauer: “Soy una mamá culposa, agradecida y feliz”

Para Carolina ser mamá no ha sido una tarea fácil. Admite que es culposa, demasiado regaloneadora y que le complica ponerle límites a su única hija Ema, de seis años. “Todo mi tiempo libre es para ella. Me cuesta salir a comer y dejarla sola. Sé que esto está mal, pero la culpa es más grande. Cuando uno es mamá entiende esa frase cliché y es que ya no eres ni la primera, ni la segunda, ¡ni la quinta! Todo es para los hijos”, admite con su estilo expresivo la conductora del programa “Sin Dios ni Late” del canal Zona Latina. Seguir leyendo

Carolina-Brethauerf

Por Carolina Méndez, The Mama Store

Carolina cuenta, en tono de broma, que ya casi no le queda ropa ni zapatos con tacos buenos en su clóset. Con apenas seis años su hija es fanática de la moda y disfruta jugando a probarse las tenidas de su mamá. La periodista dice que Ema es incluso más pretenciosa que ella. “A la Ema le fascina la ropa, arreglarse y cuidarse el pelo, es cero outdoor. ¡Ella es mina, pero mina, mina! De repente llego a la casa y está con pepinos en sus ojos, ¡terrible!”, confidencia entre risas.

Es frecuente ver a la periodista y a su hija en alguna peluquería, spa o haciéndose las uñas. En ese ambiente de complicidad, disfrutan de estos panoramas de belleza. Además, les fascina ir al teatro, al cine, leer y jugar a ser chefs; les encanta la cocina. “Somos cómplices completamente, muy amiguis, ¡tal vez, demasiado!”, dice.

Ema pasó a primero básico y la conductora comenta que heredó de ella lo matea, disciplinada y mañosa. “¡Por Dios que es enrollada la niña! Es igual a su mamá, tengo 40 y todavía no se me quita”, cuenta entre risas. Y agrega: “Ema es súper tranquila y  es extremadamente tierna. Es muy sensible y para ella la amistad es lo más importante del mundo; es conciliadora y generosa”.

Ema es su única hija y por parte de su papá tiene dos hermanos de 14 y 17 años.  “Hemos hecho una buena pega; para ella su familia son cinco y los hijos de mi pareja son ciento por ciento sus hermanos, son muy unidos, y ella los adora”, cuenta.

La periodista cuenta que gracias a Dios puede compatibilizar sus horarios en televisión con su rol de mamá. Su programa en televisión lo graba mientras Ema está en clases, por lo que casi siempre la puede ir a buscar al colegio y almorzar con ella. “Me quedo un ratito con ella haciendo tareas y parto a la radio. Llego a mi casa después de las ocho de la noche y ella me espera. A esa hora comienza la lucha para que se vaya a dormir, esa es una de las cosas que más nos cuesta”, admite Carolina, quien también conduce el programa radial “Superados” en FMTiempo.

¿Qué es lo que más te ha costado de la maternidad?

Lejos el tema del sueño, es ¡Terrible! Nunca me leí el libro “Duérmete Niño” y ahora me doy cuenta que debí haberlo hecho. Hasta el día de hoy somos tres en la cama y cada vez la agrando más para no sufrir tanto con las patadas de Ema; me imagino que de aquí a sus 18 años ella aprenderá (dice entre risas).

¿Qué dice Ema porque su mamá sale en televisión?

No me ve en la tele, ¡Se lo tengo extremadamente prohibido! Hago programas de adultos y me carga que se meta en temas de grandes. Es tan preguntona que le quedaría la escoba en la cabeza. A veces le muestro algunos vídeos de cosas simpáticas que he hecho y punto. Nada más. Lo que sí hago de vez en cuando es llevarla a la radio y la patuda no se despega del micrófono, ¡le encanta!

Has trabajado en programas televisivos donde se abordan temas de sexualidad, ¿Cómo tratas esto con tu hija?

Pienso que cada cosa es a su tiempo. En mi casa materna siempre se habló de sexualidad con completa normalidad y espero replicar esto en mi familia. Ema todavía no cuestiona grandes cosas, pero este año me preguntó qué significaba ser gay. Yo le expliqué que el amor podía ser entre dos personas, entre un hombre y una mujer, entre dos mujeres o entre dos hombres. Le conté que eso era completamente normal. Ella se quedó pensando y me respondió, “que pena por los dos hombres, porque la única posibilidad que tienen de ser papás es adoptando”, y sería todo del tema. Hay que entregar la información a los niños mientras ellos la pidan, no antes.

¿Crees que es recomendable que los papás hablen de estos temas con sus hijos?

Yo pienso que todos los papás hacen lo que pueden al respecto. Hay familias mucho más conservadoras, otras más liberales; no me atrevería a aconsejar a nadie. Lo que sí es bueno es que la sexualidad deje de ser un tema tabú. Las enfermedades venéreas y el embarazo adolescente son una realidad que hay que conversar. Hacerse los locos o dejar estos temas en manos del colegio, no es una buena actitud. Hay que adaptarse a los nuevos tiempos y conocer a nuestros hijos. Más que prohibirles cosas hay que acompañarlos en lo que están viviendo. La comunicación es la mejor arma para que los niños estén preparados al respecto.

¿Qué valores te interesa transmitirle a tu hija?

Todos los valores de My little Pony y no es broma, (ríe). Siento que el mejor mensaje que le puedo entregar a Ema es ser una buena persona, generosa y preocupada por el resto. Le enseño que todos somos iguales, a pesar de las diferencias. También, le hablo mucho del bullying y del daño que puede producir en los niños.

3 comentarios en “Carolina Brethauer: “Soy una mamá culposa, agradecida y feliz””

  1. Hola Carolina! Me encanta tu programa siempre k puedo lo veo.Pero tengo una inquietud …me gustaria que invitaras a una persona del pueblo para k plantee sus necesidades sus carencias sus miseria y k los politicos hicieran campañas colocando baños plaza de juegos para niños pavimenten calles y malgadten en tanta propaganda y miles de papeles que ensucian la ciudad mas de lo k esta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *