Cómo incorporar alimentos en un hijo cuando los padres ya han tenido un niño alérgico

La Sociedad Canadiense de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Alergia e Inmunología Clínica publicaron a fines del año 2013 un comunicado que podría ayudar a aquellos papás que ya han tenido un hijo alérgico y que no saben cómo enfrentar la introducción de alimentos en un hermano menor. Exponen que aun falta llevar a cabo mayor investigación, pero con la evidencia actual concluyen que estos bebés pueden ser expuestos a posibles alérgenos alimentarios tras los primeros seis meses de vida, sin necesidad de retrasar estos alimentos. Seguir leyendo

Alergia alimentos en bebes

Según un comunicado conjunto de la Sociedad Canadiense de Pediatría (CPS) y la Sociedad Canadiense de Alergia e Inmunología Clínica (CSACI), los bebés que estén en alto riesgo de desarrollar una alergia a los alimentos pueden ser expuestos a posibles alérgenos alimentarios tras los seis primeros meses de vida. Es decir, no habría necesidad de retrasar la introducción de alimentos alérgenos en bebés de alto riesgo.

“El retraso de la exposición alimentaria a los alérgenos potenciales como maní, pescado o huevos no va a reducir el riesgo de desarrollar una alergia a los alimentos de su hijo”, dijo el Dr. Edmond Chan, pediatra e inmunólogo y co-autor de la declaración. “Sin embargo, una vez que se introduce un nuevo alimento, es importante continuar ofreciéndolo regularmente para mantener la tolerancia.”

Los bebés considerados de alto riesgo de desarrollar una alergia alimentaria son aquellos que tienen un padre o un hermano con una enfermedad alérgica, como la dermatitis atópica, alergia a alimentos, asma o rinitis alérgica. La declaración dice, que si bien estos alimentos se pueden introducir a los bebés de alto riesgo, la decisión sobre cuándo hacerlo debe ser individual y se debe basar en el nivel de comodidad de los padres. La CPS aconseja a los padres que no están seguros de hablar con su médico.

“Tampoco se recomienda evitar la leche, el huevo, maní u otros alimentos durante el embarazo o lactancia”, dijo el Dr. Carl Cummings, co-autor de la declaración. “No hay ninguna evidencia para apoyar la teoría de que evitar ciertos alimentos durante este tiempo hará prevenir las alergias en los niños.”

Las alergias alimentarias afectan a aproximadamente a un 7% de los canadienses. Algunas investigaciones sugieren que la alergia alimentaria en niños está aumentando, afectando a más de 10% de los niños menores a un año de edad.

Recomendaciones

Sobre la base de la evidencia actual, y siempre reconociendo la necesidad de llevar a cabo mucho más investigación, la CPS y la Sociedad Canadiense de Alergia e Inmunología Clínica recomienda el siguiente enfoque para prevenir la alergia en los lactantes que tienen un pariente de primer grado con una enfermedad alérgica, y son, por lo tanto, considerados como de alto riesgo.

  • No restringir la dieta materna durante el embarazo o la lactancia. No hay evidencia de que evitar la leche, huevo, maní u otros alergenos potenciales durante el embarazo ayuda a prevenir la alergia, mientras que los riesgos de la desnutrición materna y el potencial daño al bebé pueden ser significativos.
  • Amamantar exclusivamente durante los primeros seis meses de vida. No se sabe si la lactancia materna, además de proporcionar la nutrición infantil óptima y otros beneficios manifiestos, previene la alergia. La duración total de la lactancia materna (por lo menos seis meses) puede ser más protectora que la lactancia materna exclusiva durante seis meses.
  • Elegir la fórmula a base de leche de vaca hidrolizada, si es necesario. Para las madres que no quieren o no pueden amamantar, hay pruebas limitadas de que la fórmula hidrolizada de leche de vaca tiene un efecto preventivo contra la dermatitis atópica, en comparación con una fórmula de leche de vaca intacta. La fórmula hidrolizada de caseína es probablemente más eficaz que la fórmula de suero parcialmente hidrolizada en la prevención de dermatitis atópica. Fórmulas a base de aminoácidos no se ha estudiado para la prevención de alergia. No está claro si cualquier fórmula infantil tiene un efecto protector para las condiciones alérgicas distintas de la dermatitis atópica.
  • No demorar la introducción de alimentos sólidos específico más allá de los seis meses de edad. La introducción tardía de maní, pescado o huevo no impide, e incluso puede aumentar el riesgo de desarrollar alergia a los alimentos.
  • Se necesita más investigación sobre la introducción temprana de alimentos específicos para prevenir la alergia. La inducción de la tolerancia mediante la introducción de los alimentos sólidos entre los cuatro y los seis meses de edad es actualmente objeto de investigación y no se puede recomendar en este momento. Los beneficios de este enfoque deben ser confirmados en un estudio prospectivo riguroso.
  • La investigación actual en las respuestas inmunológicas parece sugerir que la ingesta regular de alimentos recién introducidos (por ejemplo, varias veces por semana y con un puré de consistencia suave para evitar la asfixia), podría ser importante para mantener la tolerancia. Sin embargo, los test de piel de rutina o pruebas específicas de IgE en sangre antes de una primera ingestión no se recomiendan debido al alto riesgo de resultados falsos positivos potencialmente confusos.

 

Fuente: Dietary exposures and allergy prevention in high-risk infants – Comunicado conjunto de la Sociedad Canadiense de Pediatría (CPS) y la Sociedad Canadiense de Alergia e Inmunología Clínica (CSACI); No need to delay introduction of food allergens to high-risk babies – noticia Sociedad Canadiense de Pediatría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *