Consideraciones para prevenir accidentes en los niños estas vacaciones

En el verano aumentan los accidentes infantiles hasta en un 30 por ciento pues los niños tienen mayor cantidad de actividades en el exterior, menor supervisión y realizan más traslados. “Entre los  más frecuentes, están la asfixia por inmersión, accidentes automovilísticos, las quemaduras solares, deshidratación, caídas, e intoxicaciones”, explica  Mónica Cuevas, pediatra de urgencias de Clínica San Carlos de Apoquindo y del Centro Médico Ved (Vigilancia, estímulo y desarrollo) Seguir leyendo

accidentes-verano

 

Por Carolina Méndez, The Mama Store

La pediatra comenta que muchos padres asumen que los lugares de veraneo están siempre acondicionados con normas de seguridad para evitar accidentes potencialmente graves, lo que no necesariamente siempre es así. “Aunque sea un período de descanso es importante mantenerse alerta y evaluar los posibles riesgos a los que pueden estar expuestos los niños, para así poder evitar accidentes. También existe la falsa sensación de seguridad que da la presencia de varios adultos en el lugar, pues se tiende a pensar que otra persona esta supervisando a los niños”.

La especialista destaca que la asfixia por inmersión es la segunda causa de muerte por accidentes en Chile  (en niños de entre 1 y 19 años) y también de secuelas neurológicas. “La medida preventiva más importante es la supervisión permanente de los niños mientras se encuentran en la piscina o cerca de ella, incluso si ellos saben nadar. Toda piscina debe estar rodeada por una reja no escalable, de al menos 1,2 metros de altura e idealmente con cierre automático que impida dejar la puerta abierta involuntariamente”.

Y agrega: “Recordar que los niños deben usar chalecos salvavidas apropiados para su edad durante el tiempo en que estén en la piscina. Idealmente alguno de los adultos a cargo debiera tener conocimiento de reanimación básica, ya que esto puede mejorar significativamente el pronóstico del accidentado”.

¿Qué es lo primero que se debe hacer es caso de asfixia por inmersión?

Retirarlo del agua, y ponerlo en una superficie dura, gritar por ayuda y evaluar si responde. Si el niño no responde y no respira se debe realizar reanimación básica, la que consiste en efectuar ciclos de 30 compresiones torácicas seguidas de dos ventilaciones efectivas (que eleven el tórax del niño afectado) hasta que  llegue un equipo de emergencias profesional.

¿Cuáles son los pasos para la respiración boca a boca?

Es fundamental la posición de la cabeza para mantener abierta la vía aérea y que así pueda ingresar aire a los pulmones. Para eso se presiona con una mano la frente del paciente y con la otra mano se afirma bajo el mentón manteniendo abierta la boca. Con la mano que se encuentra en la frente se presiona la nariz de la víctima utilizando los dedos pulgar e índice. Se realiza una ventilación normal (no profunda) y se ponen los labios alrededor de la boca de la víctima y se sopla evaluando como se eleva el tórax durante este procedimiento.

¿Por qué es aconsejable que los adultos tomen cursos de primeros auxilios?

Ya que puede significar la diferencia entre la vida y la muerte de un niño o entre una vida normal o con secuelas neurológicas de diversa gravedad.

¿Cuáles son las edades de mayor riesgo?

Los niños menores de 4 años son los que tienen mayor riesgo de asfixia por inmersión, sin embargo hay factores adicionales que pueden aumentar el riesgo en otras edades, tales como  epilepsia, uso de alcohol o drogas, bañarse en lugares con los que no se esta familiarizado y realizar actividades como piqueros que pueden causar traumatismos que impidan salir a la superficie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *