Dafna Barenboim: “La música es un mundo fascinante para los niños”

Esta pianista y profesora de piano, que imparte clases particulares y es académica de este instrumento en la Universidad Mayor, nos cuenta el camino de oportunidades que se les abre a los niños cuando aprenden a tocarlo. “Desarrollan el hábito del estudio, la concentración y utilizan los dos hemisferios del cerebro al mismo tiempo. Además, trabajan el oído, la perseverancia, la disciplina, la memoria auditiva, motora y fotográfica, además del sentido musical entre otras capacidades”, explica. Seguir leyendo

Dafne-clases-de-piano

Por Carolina Méndez, The Mama Store

La primera vez que Dafna comenzó con clases de piano fue a los siete años. A esa edad también entró a tocar en la Escuela Moderna de Música de Santiago y a los doce años ya estaba en el Instituto de Música de la Universidad Católica, donde en 1998 se tituló de Intérprete Musical (Mención Piano). Una talentosa carrera marcada por premios y becas. “Esta pasión nació cuando un amigo de la familia, que se iba de viaje, estaba vendiendo su  piano. Mi papá se lo compró y me ofreció aprender a tocarlo, pero yo quería un órgano. Entonces él me dijo que si aprendía piano iba a poder tocar los dos instrumentos. Estaba destinada a ser músico, lo llevo en la sangre”, sostiene.

Durante su carrera la pianista viajó en 1999 a Estados Unidos y en Indiana University realizó un magister en música y un diplomado. Años después estudió en Nueva York el método de educación musical Dalcroze. “Este sistema muestra la música a través del cuerpo. Yo lo utilizo cuando enseño piano a niños menores de siete años y también a los más grandes. Para cada sonido existe un movimiento y para cada movimiento un sonido. Este método plantea que el entrenamiento musical hay que estudiarlo de manera rítmica”, comenta.

El origen de este sistema viene de la época en la que Jaques- Dalcroze era profesor en el Conservatorio de Ginebra (Suiza). Él observó que la mayoría de sus alumnos mostraban dificultades a nivel rítmico. Por esta razón, comenzó a inventar una serie de ejercicios para mitigar dichas carencias. Así,  puso en pie a sus alumnos, que estaban acostumbrados a trabajar sentados, y los hizo que estuvieran descalzos para que pudieran moverse por toda el aula al ritmo de las melodías que tocaba al piano.

¿A qué edad un niño puede aprender a tocar piano?

A los seis o siete años pueden aprender a leer música, pues ya saben hacerlo en español u otro idioma.  Antes, es mejor que tomen clases con un profesor especialista en niños pequeños. Cuando son chicos se parte con piezas muy sencillas y se va avanzando a medida que va creciendo la dificultad. Si los niños lo siguen haciendo en la universidad, pueden estar doce o trece años estudiando piano. Se recomienda practicar ojalá todos los días, o tres veces a la semana entre 45 minutos a una hora.

¿Qué tipo de piano es el más apropiado para un niño?

Un piano vertical es adecuado, no se necesita uno de cola. Este piano puede durar bastante, hasta los 16 años de la persona en algunos casos. El piano mientras más viejo es peor. Es al revés de los violines, que si son más antiguos son mejores. Además, ahora existen los teclados parecidos al piano, que se pueden tocar más fuerte o despacio y que son sensibles al peso de las manos.

¿Cómo son los niños prodigios pianistas?

Ellos aprenden y manejan algún área, como matemáticas, arte o música de manera mucho más avanzada para su corta edad. Lo hacen como un adulto. Sin tener que esforzarse tanto, es como si nacieran sabiendo. En el mundo sé de Mozart que era un genio de la música.

Un comentario en “Dafna Barenboim: “La música es un mundo fascinante para los niños””

  1. Me encanta la sección de entrevistas! Todas tienen un aporte! El de hoy fascinante! En los colegios deberían tener pianos para que los niños conozcan este instrumento y se interesen por aprender!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *