El lado B de la maternidad: la revolución de las madres reales

Constanza Díaz, periodista y mamá de Clemente (6) y Tomás (4), hace dos años creó una página en Facebook dedicada a las madres. Su página se llama “El lado B de la maternidad” y ha sido un éxito. Ya alcanza 60.000 seguidores y su popularidad aumenta cada día. Seguir leyendo

El-lado-B-de-la-maternidad

“Quise hacer esta fanpage en Facebook para contar la maternidad tal cual es. Sin filtros. Para decir lo que nadie se atreve a decir. No sé si te has dado cuenta pero generalmente todas las mujeres cuentan el lado A de ser madre, lo maravilloso que es, el amor incondicional que sientes por tus hijos, lo rico de abrazarlos y llenarlos de besos. Pero nadie habla del lado B de la maternidad, de lo que es el primer año, el puerperio, las noches sin dormir, los cólicos de las guaguas, la lactancia materna que no siempre resulta como uno la planea. La depresión post parto. El marido que sigue su vida, la soledad, a veces, de ser madre”, dice Constanza quien habla ilusionada de su página, la cual considera como su tercer hijo y su mayor proyecto profesional.

Próxima a lanzar un sitio web y con ganas de escribir un libro que lleva por título tentativo: “La rebelión de las madres imperfectas”, Constanza nos relata que la página ha tenido tan buena acogida, porque son temas de los que nadie se atrevía a hablar por miedo a ser juzgadas y catalogadas de malas madres, pero que todas en algún momento experimentan.

¿Cómo es la dinámica de tu página?

Yo escribo columnas y publico a diario por lo menos dos. Algunas se viralizan en cosa de minutos y llegan a ser alcanzadas por 300.000 personas en un día.

También subo confesiones y desahogos en forma anónima de mujeres que me escriben para escuchar un consejo, para sentirse contenidas. Mujeres que necesitan ser escuchadas y muchas lo están pasando mal. Me llegan muchísimas confesiones diarias.

¿A qué se debe el éxito de El lado B de la maternidad?

Yo creo que es porque las mujeres necesitan un espacio para ser ellas. Para dejar de pretender. Para decir que están cansadas, que extrañan dormir ocho horas seguidas, que, a veces, les duele amamantar y le sangran los pezones y que necesitan una tarde a solas. Salir a tomarse un café con una amiga. Ir al parque a caminar. Ir al supermercado a comprar el pan se transforma en tremendo paseo para una madre. Y sobre todo, no sentirse culpable por todo esto, porque hay mucha culpabilidad.

¿Por qué crees que existe tanta culpabilidad en las madres de hoy?

Hoy en día gracias a las redes sociales hay gran información sobre maternidad, ser madre, crianza, lactancia materna, entre otros. Antes, nuestras madres nos criaban con su instinto y lo hacían bien. No tenían este bombardeo de información y este juicio público que si no diste dos años de pecho eres una mala madre, que si no duermes con tu guagua se va a sentir abandonada.

En mi página el mensaje que entrego a las mujeres es: Tú no eres una mala madre. Sigue tus instintos. Has lo que puedas con las herramientas que tienes y mientras tu hijo no esté siendo vulnerado en sus derechos, no dejes que nadie te juzgue y haz oídos sordos a las críticas. No sigas manuales. Es normal cansarse, es normal querer salir huyendo de repente, es normal tener sentimientos tan encontrados cuando eres madre.

Es muy incómodo cuando se meten en la forma que tenemos de criar y cómo hacemos las cosas. A nadie le gusta ser juzgada.

¿Cuáles son los temas más recurrentes en tu página? ¿De lo que más te escriben?

Hay muchas chicas jóvenes, adolescente que escriben desesperadas porque tuvieron un hijo y el padre se hizo humo. Por eso siempre les digo que se cuiden y tengan una sexualidad responsable. Esas chicas lo pasan realmente mal.

También hay mucho testimonio de depresión post parto. Mujeres que han caído a un hoyo y no saben cómo salir de él. Se sienten culpables por no disfrutar de su maternidad La depresión post parto existe y hay que tratarla. Hay otro grupo de mujeres que están cansadas de dar pecho y sus hijos ya grandes no quieren dejarlo. Preguntan sin miedo y sin temor a ser juzgadas cómo destetar.

Además, los temas que nunca faltan son el cansancio, las pocas horas de sueño, la relación con el marido y la llegada de los hijos, la falta de deseo sexual y cómo lidiar con una pataleta.

¿Para cuándo la página web y el libro?

La página web espero que esté lista dentro de cuatro semanas y sobre el libro, estoy esperando que una editorial se interese en publicarlo porque estoy segura que será un gran éxito, igual que la página en Facebook. De verdad si bien sabía que era un tema atractivo para las mujeres, nunca pensé que tendría gran nivel de popularidad. Me llegan mensajes de diferentes países del mundo para agradecer por lo que hago por las mujeres. Realmente estoy muy feliz.

Ver página en Facebook: El lado B de la Maternidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *