Marianella Cornejo: “Volver a ser mamá es una alegría infinita”

Luego de haber vivido su última maternidad hace más de diez años, Marianella Cornejo, mamá de Pilar (13) y Emilio (11), tuvo a Andrés hace pocas semanas. “Lo recibo feliz, volver a ser mamá es una alegría infinita. Él será un gran apoyo y compañía para mis hijos y para nosotros como papás. Su llegada es lo mejor que nos pudo pasar”, comenta. Seguir leyendo

Marianella-Cornejo

Por Carolina Méndez, The Mama Store

¿Cómo fue el nacimiento?

Fue parto natural, fue un momento único, antes de verlo salir, lo sentí conmigo y me enamoré por completo.  Cuando me dejaron solo con él esa media hora, de inmediato después del parto, fue un espacio muy emocionante. Solo le conversaba, lo contemplaba, fue un momento inolvidable, me siento muy afortunada.

¿Cómo es Andrés?

Es maravilloso, tiene una carita angelical, es un regalo. Como fui mamá mayor, pensé que después de tantos años se me olvidarían algunas cosas, pero el instinto maternal es más fuerte. Protegerlo, darle pecho, besos y abrazos no se olvida.  Y además siento menos presión que con mis otros hijos, estoy más relajada, lo voy a disfrutar mucho.

¿Qué fue lo más lindo de este embarazo?

El apoyo, preocupación y la ayuda de mi familia. Siempre estuvieron atentos y colaboradores.

Además, esta noticia me ha ayudado de forma increíble después del fallecimiento de mi papá en septiembre del año pasado, me ayudo a estar feliz, con una vida dentro.

Lo más complicado fue el calor, no dormir bien y hacerse el tiempo para descansar.

¿Qué dicen sus hermanos con su llegada?

Están felices, quieren cuidarlo y enseñarle muchas cosas. Están muy emocionados.

¿Cómo lo harás para compatibilizar tu trabajo y para estar con tu hijo?

No sé todavía, probablemente trabajaré un poco menos y sacrificaré más de mi tiempo, sin descuidar a Pilar y Emilio.

¿Cómo te imaginas que será Andrés?

Alegre, juguetón y regalón, que para mí es lo más importante.

¿Cuál será el tip infaltable en los primeros meses de maternidad? 

Los chupetes y si no tengo mucha leche le tendré que dar mamadera. Lo fundamental es que quiero disfrutarlo, regalonearlo y darle muchos besos.

¿En qué etapa de tu vida recibes a este hijo?

Estoy muy tranquila, pienso no desesperarme si Andrés se enferma o llora. Según mi experiencia con besos y abrazos y mucho amor, todo se arregla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *