Milena Segovia: “Mi maternidad ha sido una montaña rusa de emociones”

La entrevistamos hace 18 meses, y hoy quisimos conocer la segunda parte de la historia de mamá de la fonoaudióloga Milena Segovia, mamá de Amparo (7), Amanda (5) y de los  mellizos Julieta y Guillermo (1 año). “La crianza con cuatro me tiene muy activa desde la mañana hasta la noche; ha sido una montaña rusa de emociones, con momentos maravillosos y otros más cansadores, pero, sin duda, ha sido una etapa repleta de amor”, comenta. Seguir leyendo

milena-Segovia

Por  Carolina Méndez, The Mama Store

Poco antes del nacimiento de sus mellizos, la entrevistamos (ver aquí) y hoy nos cuenta cómo ha vivido su maternidad con cuatro niños.

Hace un poco más de año cuando, esperabas a los mellizos estabas muy contenta esperándolos, pero nerviosa a la vez…

Sí, pensaba que sería mucho más difícil de lo que ha sido. Tenía mucha incertidumbre en si podía volver a trabajar en mi pega, que me gusta mucho, ya que es difícil con cuatro niños. Y el otro miedo es no descuidar a cada uno de ellos, a que ninguno les pasara nada en algún accidente en la casa, que ningún se cayera, por ejemplo. Y me preocupaba qué apoyo tendría de terceros para cuidarlos, gracias a Dios he contado con mucho apoyo.

¿Qué ha sido lo más difícil?

Desde la llegada de los gorditos (los mellizos) lo más complicado y estresante fue la lactancia.  Con mis dos hijas mayores les di pecho hasta el año y con los mellizos solo hasta los seis meses, pecho exclusivo. El gordito tenía reflujo, y la gordita muy hambrienta; cada uno tenía su talón de Aquiles al tomar pecho. Además, se necesita un ambiente más tranquilo y con cuatro niños es complicado.

¿Cómo ha sido la crianza de cuatro hijos?

Es difícil, pero no ha sido tan caótico. Como mamá me pongo mucha presión, porque quiero darles todo el tiempo y el colchón afectivo, pero es complicado repartir el tiempo entre cuatro hijos. Trasladarse en Santiago con tacos y niños por sus actividades es estresante y uno siempre anda apurada. Pero soy una agradecida, porque mis cuatro niños no tienen problemas de sueño ni de alimentación, lo que como papás nos permite descansar y que cada una de las rutinas de los niños no sea un esfuerzo tan terrible.

¿Alguna técnica o consejo?

Contar con una buena red de apoyo. Es necesario salir con el marido o con las amigas de vez en cuando, porque estar tan conectada con los niños cansa. Y lo otro es fomentar el cariño entre los hermanos, estimular las alianzas. Los hermanos mayores tienen muchas fortalezas y pueden ayudar a vestir a los más chicos. Hay que apoyar y preocuparse de los hijos más grandes, estar momentos a solas con ellos. Dejar un día para ellos para saber las cosas que les ha pasado en el colegio por ejemplo.

¿Qué esperas de la familia que estás formando?

Que mis hijos se quieran mucho entre ellos y que sean bien unidos. Cuando veo a los cuatro siento que se quieren tanto y espero que eso permanezca en el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *