Odontología sin temor ni dolor

La odontóloga infantil Carolina Saavedra, de Clínica Dentald Gold, nos explica más sobre la sedación consciente con óxido nitroso; una técnica por inhalación que puede ser usada en niños y adultos en forma segura, eficaz y sin dolor. Seguir leyendo

Dentista-sin-dolor-ni-temor

Por Carolina Méndez, The Mama Store

La ansiedad y el miedo afecta a muchos niños que deben acudir al dentista. Es por este motivo que la sedación consciente busca disminuir el nivel de conciencia, pero a un punto que el paciente aún pueda responder correctamente a la estimulación física y a las instrucciones verbales, sin sentir ansiedad ni dolor.

La odontóloga infantil Carolina Saavedra trabaja con esta innovadora y segura técnica. “Para producir esta sedación  consciente se utiliza gas óxido nitroso, llamado el gas de la risa, el que tiene una alta eficacia para producir un estado de relajación, que reduce significativamente las sensaciones de malestar y dolor”, explica la doctora.

En la actualidad, la utilización de gas hilarante en Chile es muy poco frecuente. Sin embargo, en países como Estados Unidos cerca del 60% de las atenciones odontológicas generales y del 90% de las atenciones en niños se realizan con sedación de óxido nitroso, lo que demuestra su eficacia y confiabilidad.  En Chile esto no es común, pues hay muy pocos profesionales expertos en el tema.

¿Qué es el óxido nitroso, llamado comúnmente “gas hilarante o gas de la risa”?

Es un gas inerte que produce estados pasajeros de relajo, disminución de la ansiedad y del dolor. Este gas actúa muy rápidamente al ser inhalado, pero no se metaboliza, por lo que se elimina en pocos minutos mediante la respiración  normal.

¿Cuándo está indicado el tratamiento con gas de la risa?

Se sugiere su uso principalmente en niños pequeños, en pacientes muy ansiosos y en pacientes con miedo al dentista. También en pacientes con fobias,  discapacitados física o mentalmente, con necesidades especiales y con mala experiencias previas.

¿Cómo se aplica la sedación consciente o sedación por inhalación?

Se posiciona una pequeña mascarilla en la nariz del paciente, y se suministra primeramente oxígeno puro. Luego se comienza con la administración de óxido nitroso. A los 30-60 segundos el paciente comienza a sentirse absolutamente relajado y el dentista realiza el procedimiento odontológico en forma completamente normal.
Terminada la prestación odontológica, se corta el suministro de óxido nitroso y se administra oxígeno puro por cerca de 2 a 3 minutos. El paciente se levanta y se puede retirar sin sentir ningún efecto, se siente igual como cuando llegó.

¿Qué sienten los niños y adultos cuándo se les aplica el óxido nitroso?

En la gran mayoría de los casos el paciente se calma y relaja inmediatamente. Esto permite que se le puedan realizar con mayor facilidad los tratamientos de cada caso. Como el paciente tiene menos sensibilidad al dolor con la sedación, normalmente baja ostensiblemente su resistencia, y a veces puede presentar algún grado de amnesia. En los niños se logra una mejoría notable en el comportamiento, aunque pueden presentarse períodos en que baje su nivel de cooperación. Hay un pequeño porcentaje de casos en que esta técnica no produce todo el efecto deseado, aunque esto no significa ningún riesgo para el paciente.

¿Es segura su utilización?

La aplicación de óxido nitroso es una técnica completamente segura, que ha sido ampliamente utilizada en la profesión odontológica, especialmente en los países desarrollados. Es un gas de muy baja potencia que se absorbe y elimina rápidamente. Esto permite que el paciente esté en todo momento consciente y mantenga todos sus reflejos naturales.

Ventajas y beneficios

•       Es la sedación más segura que existe
•       Efecto muy rápido
•       El paciente no requiere que lo acompañen
•       Se inhala, no se requieren agujas ni “pinchazos”
•       Técnica recomendada para todas las edades
•       Posibilidad de graduar la sedación en cada momento
•       El paciente mantiene sus reflejos
•       El paciente escucha y entiende, no está dormido
•       El gas aplicado no se metaboliza por el organismo
•       No se alteran los efectos de otros medicamentos
•       Recuperación en pocos minutos
•       El paciente se puede reintegrar a sus labores de inmediato
•       Nulos efectos secundarios

Fuente: Entrevista a Carolina Saavedra, Odontóloga Infantil | DentalGold  (T: 222 444 245 ).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *