Pamela Fredes: Mamá por dos en Estados Unidos

La periodista chilena Pamela Fredes nos cuenta cómo es ser mamá primeriza de gemelas en Estados Unidos. Octavia Penélope y Dominga Dakota, hoy de tres meses, le han abierto el camino de la maternidad a punta de entrega y cariño. “Todo esto es nuevo para mí, con mucho amor estoy aprendiendo cada día a ser mamá”.  Seguir leyendo

Pamela-Fredes

Por Carolina Méndez, The Mama Store

Pamela vive hace tres años en Santa Cruz, California, ubicada a una hora y media de San Francisco. Una ciudad con un ambiente donde reina la vida sana y espiritual. “Mi embarazo, aunque no me lo esperaba, me pilló en el lugar y en el tiempo correcto, justo cuando me estaba dando un año sabático”.  La noticia de su doble embarazo llegó cuando a sus tres meses se realizó su primera ecografía.  “No lo podía creer, yo iba algo nerviosa porque cuando tienes más de 35 años tu embarazo es considerado de alto riesgo, y yo tenía 38.

Además, todavía estaba asimilando mi embarazo y solo me importaba que el bebé estuviera sano. Cuando nos mostraron las dos cabecitas yo no lo podía creer, les decía que era imposible, pensando que ese tipo de cosas no te pasan a ti”.

La periodista cuenta que tanto ella como su pareja no tenían antecedentes de embarazos gemelares. “Según los doctores en mellizos influye el factor hereditario o los tratamientos de fertilización asistida. En los gemelos dicen que es al azar, no se sabe por qué un óvulo fecundado se divide y genera dos bebecitos que comparten el 100% del ADN”, cuenta esta periodista quien junto a su familia regresará a vivir a Chile en octubre.

¿Cómo fue tu parto en Estados Unidos?

¡Fantástico! tuve la suerte de atenderme con profesionales de Standford y Palo Alto, que son secos en salud infantil. Yo quería parto natural, pero tuvo que ser cesaria. En mi caso el bebé A (la Octavia) siempre estuvo cabeza abajo, pero la Dominga (bebé B) andaba dando vueltas por ahí. El 7 de Julio, cuando estaba a un día de mis 37 semanas, estaban las dos cabezas abajo y por lo tanto me iban a inducir y mi ingreso al hospital se programó para el día siguiente, pero cuando llegamos, en la eco apareció la Dominga cabeza arriba. Así fue como nos decidimos por la cesaria, ya que a mi edad no era bueno para las niñas asumir más riesgos.

¿Qué ha sido lo más duro y lo más lindo de tu maternidad? 

Lo más difícil fue cuando Andrés, mi pareja, retomó el trabajo y yo empecé a quedarme sola, aunque ya me manejo mejor, es difícil cuando las dos lloran y sabes que necesitan una atención personalizada que no se las puedes dar. Lo más lindo es que son dos y son parte de una intensa y romántica historia de amor.

¿Qué ventajas tiene ser mamá en Estados Unidos?

Acá les fascinan los bebés y hay un muy buen trato con las mujeres embarazadas. Hay muchas redes de apoyo organizadas por las propias mamás, el gobierno local, ONGS, iglesias, tiendas, etc. Hay clases, intercambios de ropa, ventas especiales,  hay de todo en maternidad. También fomentan la lactancia. Si estás amamantando y no tienes recursos, el Gobierno te ayuda con vales de comida y te prestan la máquina para sacar leche. Particularmente en Santa Cruz la maternidad es un tema y muchas mamás optan por tener a sus bebés en su casa, otras no los vacunan e incluso conozco casos donde ya no mandan a sus hijos al colegio. Aquí existe el “homeschooling”, una modalidad para formar a tus hijos en casa.

¿Cómo ha sido tu lactancia?

Combino darle a las dos juntas o por separado. Antes de acostarlas prefiero darles juntas para que las despertadas en la noche estén sincronizadas. Debo reconocer que físicamente estoy bastante averiada y mi cuello, espalda y brazos han sufrido harto. Soy primeriza y son dos (exclama). Las requete miro cuando están tomando leche, doblo exageradamente las manos, tenso las muñecas y me duelen, pero cuando me doy cuenta que están bien respiro hondo y me relajo.  Todo esto es nuevo para mí, estoy aprendiendo día a día, aunque escucho recomendaciones y leo de estos temas, la práctica es lo único que te ayuda a mejorar. Al menos debe estar todo bien, porque nacieron pensando como 3 kilos cada una y ya van en más de 5.

¿Qué tipo de mamá eres?

A veces me siento mal porque físicamente me cuesta tomarlas al mismo tiempo, y como buenas bebés les encanta estar en los brazos (exclama), pero por otra parte sé que me estoy entregando en un 100%. Estoy aperrando con mucho amor, aunque no todo me salga bien. Desde que supe que estaba embarazada hasta ahora, me he cuidado mucho, principalmente cuidando más mi alimentación. Para mí sigue siendo importante que mis bebés estén sanas, y hasta el momento lo están.

¿Cómo te imaginas a tus hijas a futuro?

Super divertidas, con harto sentido del humor y muy cómplices entre ellas. Son Cáncer y en el horóspoco chino Cabra, y me gustaría que saquen lo mejor de cada signo. Espero que sean tiernas, dulces, cariñosas y con una gran capacidad para dar amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *