Recomendaciones para el sueño seguro del bebé y prevención del Síndrome de Muerte Súbita del Lactante

De acuerdo a la Unicef, el lugar más seguro para que tu bebé duerma es una cuna al lado de tu cama. Seguir leyendo

Sueño seguro y muerte subita

La Unicef ha publicado diverso material con el objetivo de ampliar la información sobre la prevención del Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL), nombre que se le da a la muerte inesperada de un niño menor de un año sin causa aparente.

Las directrices oficiales enfatizan los siguientes puntos para reducir el riesgo de Muerte súbita en el lactante:

  • Siempre acostar al bebé sobre su espalda o boca arriba para dormir, nunca boca abajo o de lado.
  • La cuna del bebé debe estar al  lado de la cama de los padres por al menos los primeros seis meses.
  • Utilizar un colchón firme, sin almohada. Nunca usar camas de agua o colchones demasiado viejos o gastados.
  • Mantener al bebé con una temperatura adecuada (cálida), sin abrigo excesivo
  • Asegurarse de que la cabeza del bebé quede siempre descubierta
  • Dejar los brazos y manos del bebe por fuera de la ropa de cama
  • No fumar durante el embarazo ni permitir que nadie fume en la habitación de tu bebé ni en ninguna habitación de la casa

Además indica que dar pecho o amamantar a libre demanda es un factor protector para los bebes.

En casos de colecho, alternativa en que los padres deciden compartir la cama con su bebé, la Unicef recomienda adicionalmente:

  • Mantener el bebé lejos de cojines o almohadas
  • Asegurarse de que el bebé no puede caer de la cama ni quedar atrapado entre el colchón y la pared
  • Asegurarse de que las tapas de la cama no tapen en ningún momento la cara ni cabeza del bebé.
  • No dejar al bebé solo en la cama

Además, indica que no es seguro compartir la cama en los casos en los en que el bebé nace prematuro o muy pequeño.

Tampoco es seguro dormir con el bebé si se ha estado tomando alcohol o alguna droga que cause sueño o somnolencia, o si se ha fumado.

Finalmente advierte que nunca se debe dormir con el bebé en un sofá o una silla, aunque se amamante ahí, ya que ocurren accidentes de compresión donde los bebés quedan atrapados entre el mobiliario y el cuerpo del adulto.

Fuente: Caring for your baby at night. A guide for parents – UNICEF y SIDS and Safety – ISIS Infant Sleep Information Source (www.isisonline.org.uk)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *