Sebastián Aguirre: “Mi paternidad parte desde un amor infinito”

Cuando el periodista de CNN, Sebastián Aguirre habla de su hijo Agustín (1 año y nueve meses) y del nuevo miembro de la familia que viene en camino, comenta que siente “pura emoción y felicidad”. “Lo mejor de mi paternidad es la complicidad que tengo con mi hijo. Es una relación natural, honesta, transparente, en permanente construcción, pero que parte desde un amor infinito, surge espontáneamente”, asegura. Seguir leyendo

Sebastian-Aguirre-2

Por Carolina Méndez, The Mama Store.

El conductor del noticiero “Mañana en directo” (de lunes a viernes entre 6:00 y 10:00 AM) y del programa de entrevistas “Nuevas voces” nos cuenta que recibe la noticia de volver a ser papá en uno de los mejores momentos de su vida. El nuevo integrante, que todavía no tiene nombre, será hombre y está previsto que llegue el próximo 24 de septiembre. “Estoy disfrutando al máximo a Agustín y a esta familia en construcción”, comenta en medio de la vorágine noticiosa que rodea sus días como periodista en CNN.

Sebastián se considera un papá privilegiado, pues dice que tiene un horario “extraordinario” que le permite planificar bien sus horarios de trabajo. “Es duro levantarse tan temprano, pero vuelvo a la casa al poco rato que Agustín despierta, así que puedo estar con él mucho tiempo. También tengo un proyecto digital y trabajo en radio, pero puedo llevar a mi hijo al jardín,  al parque, a la plaza o a cualquier parte”, dice el periodista, quien disfruta junto a su hijo y su mujer mientras toman desayuno “flojeando” los fines de semana.

Esta vez el presentador de CNN también espera estar en el nacimiento de su segundo hijo. “El parto de Agustín fue impactante, maravilloso. Uno trata de imaginarlo antes, de anticiparse, pero nada es cercano a lo que se siente en un momento así. Uno está tan expectante y ansioso que ver salir a tu hijo es increíble”, recuerda.

¿Cómo te cambió la vida ser papá?

Mucho, más de lo que imaginaba, he aprendido mucho más. Dejé de ser tan individualista, asumí mejor las responsabilidades, mi tiempo ya no lo manejo yo, sino mi hijo. Y eso no significa ser esclavo, sino aprender a renunciar a ciertas cosas como dormir hasta más tarde para dedicarme a que mi hijo esté bien.

¿Cómo te defines como papá?

Soy un papá gozador, un partner de juegos y aventuras, gracioso, dedicado y regaloneador, aunque soy poco paciente a veces. Lo más complicado de la paternidad es aceptar las renuncias constantes a las que estás sometido. Ser menos egoísta no es simple, menos con el primer hijo, aunque la recompensa es infinitamente superior.

¿Cómo es Agustín?

Es un niño cariñoso, abierto a conocer y experimentar con todo. Tremendamente afectivo y muy inteligente. Con él he aprendido a disfrutar de las cosas más simples de la vida, que para él son las más fantásticas. Espero también que él haya aprendido harto, lo más importante, a disfrutar de la comida (ríe).

Como periodista, ¿Cómo te gustaría incentivar el gusto de las noticias en tus hijos?

Difícil saberlo aún, porque Agustín es muy chico. Pero él es muy curioso, bien inquieto, creo que el interés vendrá solo. Aunque quizás cómo se informarán las próximas generaciones, seguro que lo harán de modos muy distintos.

¿Qué nota te pondrías como papá?

Eso debería decirlo mi señora. Pero humildemente, de seis para arriba.

¿Cómo te imaginas a tus hijos a futuro?

Como buenos amigos entre ellos, felices y plenos, cómplices de su papá y eternamente regalones de su mamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *