Todo sobre la alopecia infantil

La alopecia o pérdida del cabello infantil no es una afección común y puede ser muy compleja tanto para el niño como para sus padres. Lo positivo es que más del 50% de los menores de edad que sufren alopecia pueden recuperar su pelo mediante tratamientos capilares y cosméticos anti caída. Este proceso puede demorar desde semanas hasta un año. A continuación la doctora Gilda Marzullo, Directora de Clínica Estetic, explica las causas y tratamientos de esta afección. Seguir leyendo

Alopecia-infantil

Por Carolina Méndez, The Mama Store

¿Cuáles son las causas más comunes de la alopecia infantil?

Una de las causas comunes de la alopecia infantil son las infecciones por hongos. Esto se trata de una afección micótica denominada dermatofitosis o tiña del cuero cabelludo. Esto produce caída de pelo en niños de forma temporal. El hongo ataca el tallo del cabello, lo que produce que el pelo se quiebre en la superficie. Esto provoca manchas oscuras en el cuero cabelludo que pueden generar picazón. Esta infección es contagiosa y se transmite de un niño infectado a uno sano al compartir cepillos de pelos, toallas y sombreros, entre otros. La buena noticia es que una vez que es eliminada la infección, el pelo retoma su crecimiento.

¿Qué otras causas más frecuentes pueden provocarla?

También se sostiene que la alopecia areata en los niños es causada cuando el sistema inmunológico del cuerpo ataca los folículos pilosos. Esto como resultado provoca la aparición de áreas calvas redondas u ovaladas en la cabeza. Una baja de la defensas es la que provoca este tipo de alopecia. Esta calvicie tiene síntomas similares a los de la infección por hongos, sólo que en este caso los folículos pilosos están inflamados, debido a causas ajenas a las micóticas. Los niños más propensos a padecer este tipo de calvicie son los que sufren enfermedades autoinmunes crónicas y temporales, trastornos de tiroides, vitíligo y alergias a químicos.

En otros casos, está la ricotilomanía que es a causa de un trastorno obsesivo compulsivo que lleva a la pérdida del pelo. Los niños afectados no pueden resistir el impulso de tirarse el pelo, lo que produce una pérdida parcial del cabello. En estos casos, el tratamiento consiste en abordar el desorden en su totalidad, desde un aspecto psicológico, en vez de realizar un tratamiento para la pérdida de cabello.

¿Qué tratamientos existen?

Dependiendo del tipo de alopecia del niño el tratamiento consiste en distintos fármacos y cosméticos. Si la causa son hongos, se requiere un tratamiento antifúngico. Este puede ser administrado en forma oral o con lociones antimicóticas. El shampoo y las cremas tópicas con ketoconazol al 2% se utilizan tanto para la dermatitis seborreica como para eliminar las infecciones por hongos. Estos productos pueden ser usado dos o tres veces por semana, aunque siempre se recomienda usarlo bajo prescripción, porque pueden ocasionar efecto rebote para la dermatitis seborreica. Se recomienda usarlos por ocho semanas.

En los casos de alopecia areata infantil hay que utilizar distintos medios para paliar sus efectos. Actualmente no existe cura y generalmente el médico recomienda seguir un tratamiento durante un año para comprobar que no vuelve aparecer. Como la causa detrás de este tipo de alopecia infantil aún no ha sido descubierta, no se ha aprobado ningún medicamento diseñado específicamente para tratar esta afección. Sin embargo, ciertos medicamentos han mostrado resultados positivos en casos particulares. Debido a sus causas desconocidas y posiblemente causadas por factores externos, este es un tiempo adecuado en el que el organismo puede enviar los efectos del agente que está causando la alopecia en el niño y fortalecerse con los medicamentos capilares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *